Descoleccionamiento de la pluma

Antes del año 1938, las personas para poder escribir tenían que utilizar la muy común en ese tiempo pluma, la cuál consistía en un utensilio con punta y un tintero. El utensilio se sumergía en la tinta y así se podía realizar cualquier tipo de escrito.

En ese año en Hungría se inventó el primer bolígrafo de bolita que luego se popularizó en 1951 con la fabricación del bolígrafo descartable Bic.

Hoy en día el uso de bolígrafos Bic es primordial en las oficinas. Podemos observar como este es un ejemplo de descoleccionamiento puesto que antes las personas invertían una vez o cuando la moda de los diseños cambiaban en la adquisición de una pluma o las plumas con cartuchos internos para refill. Ahora esa costumbre queda atrás y las personas compran su bolígrafo de bolita que al morir su vida útil no buscan comprar el tubo de tinta para reutilizar el instrumento de plástico, sino mas bien, se desecha y se compra otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: